miércoles, 27 de julio de 2011

Jan de Vos dejó un gran legado sobre la historia de Chiapas


Amalia Avendaño-

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 25 de julio.- La muerte del Jan de Vos, es una pérdida irreparable pero deja un gran legado sobre la historia de Chiapas, “deja una escuela, una tendencia de investigación historiográfica de las más legítimas y valiosas del siglo XXI” afirmó el cronista de San Cristóbal de Las Casas, Jorge Paniagua Herrera, quien como muchos personajes de la cultura, la ciencia, las artes y la sociedad sancristobalence lamentaron el fallecimiento del científico belga.
El padecimiento cardiaco del historiador nacido en Amberes, Bélgica en 1936, se agravaron desde el jueves pasado, por lo que fue trasladado primero a Tuxtla Gutiérrez y posteriormente a la Ciudad de México en donde fue operado sin éxito del corazón el sábado en la Clinica Médica Sur donde falleció la madrugada del domingo.
Amigos y compañeros de las distintas instituciones académicas donde desempeño su labor recordaron a Jan de Vos, quién además de todos sus méritos científicos, destacó por su compromiso social con Chiapas y su sensibilidad para apoyar y colaborar con innumerables causas.
A Chiapas llegó para trabajar en la diócesis que encabezaba el obispo Samuel Ruiz García, en la misión de evangelización principalmente en comunidades de la Selva Lacandona, tenía su resiencia en San Cristóbal de Las Casas.
Era miembro del Sistema Nacional de Investigadores, de la Academia Mexicana de Ciencias, de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala, fue director del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología (CIESAS) Sureste, parte del equipo fundador del Centro de Investigaciones Ecológicas del Sureste (CIES), trabajó en el El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y en el Instituto Nacional de Antropología e Historia.
Además de su valioso recuerdo, el doctor deja como legado más de 10 libros que escribio sobre las diversas disciplinas en que era experto y que representan parte del patrimonio cultural de la entidad, que lo reconocio con el premio que Chiapas de Ciencias.
“Fue un hombre honesto, y vertical que con su disciplina científica supo abrevar en las fuentes originales para que pudiera haber una historia verdadera de Chiapas”, afirmó el cronista quien lo consideró “ “el patriarca de los historiadores de Chiapas porque tuvo la formación de escribir clara y abiertamente una historiografía para ir en contra de los mitos políticos que prevalecen en la historia del estado…a desentrañar las identidades y alteridades”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario